CELEBRANDO VUESTROS TRIUNFOS


Llevo un tiempo queriendo escribir un pequeño articulo como homenaje a todos los arqueros del club que durante el año pasado participasteis en alguna competición. Sé que sois un orgullo para el club, pero, personalmente sois una gran inspiración para mí, por lo que habéis conseguido, pero sobre todo por vuestra valentía. Este maravilloso deporte al que estamos enganchados tiene muchas particularidades, pero hay una que a mi parecer destaca sobre las demás y no es otra que la honestidad.  Me explico, en los deportes de equipo, cuando tienes un mal día, puedes tratar de ocultarte entre los demás jugadores y pasar así desapercibido, en los deportes que requieren una puntuación por parte de los jueces puedes intentar utilizar alguna justificación que disculpe tu mala actuación, pero el tiro con arco es brutalmente honesto, las flechas no admiten excusas, ni atajos, no son influenciables, no mienten, cuando tiras bien haces blanco y cuando tienes un mal día, no. Participar en una competición te deja completamente expuesto, no solo ante los demás arqueros o el posible público que haya podido asistir, sino sobre todo ante el que para mí es el crítico más duro y cruel posible, tú mismo. El cerebro humano es un especialista en el autoengaño, y desde el sofá de nuestras casas todos somos unos arqueros mucho mejores y más precisos, pero cuando un arquero decide participar en un torneo, se está enfrentando a sí mismo, a la idea idealizada de arquero que ha ido construyendo en su cabeza y lo hace sin posibilidad de engañarse, desafiándose y eso requiere mucho valor. Se requiere mucho valor independientemente del nivel que tengas, cuando eres un campeón porque tu exigencia es muy alta y sabes que si no estás a tú nivel solo será culpa tuya, no puedes esconderte tras ningún pretexto. Para un campeón cualquier pequeña mejora requiere un esfuerzo ímprobo y tiene que luchar mucho sólo por mantener el nivel y la motivación. También se requiere mucho valor, cuando eres un amateur, porque el fantasma del ridículo y las dudas por falta de capacidad o de nivel se despiertan con cada mala tirada y la tentación de tirar la toalla, la sensación de encontrarte demasiado fuera de tu zona de confort puede llegar a ser demasiado agobiante.

Por todo el valor que demostráis enfrentándoos a vuestras propias limitaciones, miedos y frustraciones, os habéis convertido en una inspiración para mí. Por todas estas razones, quería con estas líneas celebrar todas vuestras participaciones en los distintos torneos, y festejar especialmente todos y cada uno de los podios de Jesús Jacinto que no por habituales dejan de ser menos importantes, JJ eres nuestro Rafa Nadal particular (con mejor pelo eso sí), quiero disfrutar con Juan de su pódium en el torneo de La Espiral y por supuesto, no me olvido del impresionante 4º puesto de Lucia en la final del campeonato de Madrid, que fue una inmejorable representante del club, que nos hizo sentirnos muy orgullosos y que nos ha dejado el listón altísimo para próximos campeonatos. 

PDF Embedder requires a url attribute

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.